Cómo cambia el sueño en las personas mayores

Envejecer es un proceso que no podemos detener, ser un adulto mayor es símbolo de muchas experiencias vividas y conocimiento, pero también, trae consigo cambios físicos y mentales. Uno de los cambios más comunes se presenta en el ciclo del sueño.

Las personas mayores, casi siempre sufren problemas para descansar adecuadamente, puede ser por enfermedades o por cambios que vienen con la edad. El ciclo común del sueño cuenta con periodos de sueño profundo y ligeros en los que no se sueña y periodos de sueño activo, dicho ciclo se repite varias veces durante la noche.

Con los años, este ciclo tiende a variar, los mayores se despiertan con más frecuencia y se levantan más temprano. También es más difícil que se queden dormidos y se despiertan de manera más abrupta, creando la sensación de tener un sueño ligero.

Algunas enfermedades también afectan el ciclo del sueño, dormir con dolor de espalda o articulaciones se vuelve complicado. Los problemas cardíacos, pulmonares o la diabetes también influyen, como el hecho de estar despertando en la noche para ir al baño o sentirse mal durante la horas nocturnas.

No poder dormir es molesto, sobre todo si es un problema crónico, el insomnio puede ocasionar accidentes graves y depresión. La privación del sueño también puede causar confusión y cambios mentales, además de hacer sentir a las personas más cansadas durante el día.

Estos son algunos consejos para prevenir o ayudar a tener un descanso más saludable:

Cuando el insomnio se da a raíz de una enfermedad, lo mejor es ir con un médico, tomar los medicamentos recetados y seguir las recomendaciones al pie de la letra. 

Un refrigerio ligero a la hora de dormir es de ayuda, existen algunos alimentos que ayudan a conciliar el sueño, un vaso de leche tibia, cereales integrales como avena, o frutas como plátano o piña.

Hay que evitar estimulantes como cafeína o chocolate por la noche, también evitar el consumo de tabaco o alcohol.

Hacer ejercicio es importante, no sólo para ayudar a dormir, sino también a prevenir enfermedades o mejorar el dolor de articulaciones y espalda, una caminata por la tarde o algunos ejercicios que puede recomendar el médico serán de gran ayuda.

Contar con el colchón adecuado es indispensable, dependiendo de cuál sea tu problema, elegir entre un colchón suave, uno firme o de memory foam puede ayudar.

Te recomendamos algunos blogs que te servirán para elegir el colchón ideal.

En Unikonfort podemos crear el colchón que desees a tu medida y con la suavidad o firmeza que necesites. Contamos con materiales de la mejor calidad y garantía de 10 años. Visita nuestro catálogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ícono whatsapp